pie sano o pie diabetico

Dentro de las complicaciones que surgen de la diabetes una de las más comunes es la conocida como el Pie Diabético, el cual puede ocasionar muchos problemas de salud a los pacientes, e incluso, la posibilidad de una gangrena o amputación de la pierna.

Con el tiempo, los altos niveles de azúcar en la sangre pueden dañar los nervios y/o vasos sanguíneos de las extremidades inferiores, lo que afecta negativamente la sensibilidad, fundamentalmente de pies y piernas, y acelera la arteriosclerosis disminuyendo el flujo sanguíneo arterial.

Estas alteraciones facilitan que un mínimo traumatismo o herida provoque úlceras de difícil cicatrización, que pueden originar infecciones graves y dolores que, de no ser tratados a tiempo, pueden causar una necrosis o gangrena importante que requieran la amputación de la pierna.

Se estima que el 15% de los pacientes con diabetes presentan en algún momento de su vida lesiones compatibles con un pie diabético, mientras que 80% de los que sufren esta afección presentan alteración de la sensibilidad, y estos son los más proclives a desarrollar úlceras.

¿Qué causa el Pie Diabético?

Los factores más importantes para el desarrollo de esta condición son:

– El mal control de la diabetes que produce la neuropatía y acelera la arteriosclerosis

– La neuropatía periférica, literalmente, un paciente diabético con esta complicación puede caminar con un cuerpo extraño dentro del zapato y NO lo siente, con el riesgo de producir una úlcera de difícil cicatrización

– Las deformidades del pie (artropatía de Charcot) que favorecen que hasta el roce del calzado en ese pié con sensibilidad disminuida produzca una úlcera y potencialmente una gangrena

– La arteriopatía, que es el endurecimiento de las arterias por la acumulación interna de la placa de colesterol producida por la arteriosclerosis y que complica o hace imposible la cicatrización de una úlcera

– El consumo de tabaco o cigarro

Lea también: Masajes para prevenir y eliminar várices ¡Un secreto bien guardado!

Primeros síntomas del Pie Diabético

Los primeros signos que deben alertar sobre el inicio de un pie diabético son el enrojecimiento de algunas zonas del pie, el aumento de su temperatura, zonas callosas que no mejoran, y que finalmente se pie diabetico sintomas y riesgosulceran.

Estas lesiones iniciales pueden progresar hasta llegar a una úlcera profunda y alcanzar el hueso provocando una infección (osteomielitis), y finalmente en situaciones muy avanzadas una gangrena del pie.

Con un buen seguimiento y control médico previo estas lesiones se pueden evitar. Los pacientes diabéticos deben ser examinados con periodicidad por un médico especialista, y deben ser educados para una correcta higiene y cuidado de sus pies.


¿Cómo evitar el Pie Diabético aunque seas diabético?

El control estricto de los niveles de azúcar en la sangre y del resto de factores de riesgo de arteriosclerosis, mencionados anteriormente, disminuyen notablemente la incidencia de estas complicaciones.

Además, el paciente diabético debe tomar una serie de precauciones para el buen cuidado de sus extremidades y prevenir golpes o traumatismos que pueden provocar úlceras. Recomendaciones para el cuidado de sus piésNo caminar descalzo. Vista medias y zapatos cómodos en todo momento.

    • Comprobar la temperatura del agua antes de sumergir los pies, recuerde que por la neuropatía puede tener alterada la sensibilidad y sentir tibia el agua caliente, mejor aún, evite ¨remojar¨ sus pies.
    • Utilizar cremas hidratantes para mantener la piel húmeda y suave, la piel reseca favorece las infecciones.
    • Revisar y lavar sus pies todos los días para evitar infecciones.
    • Limar los callos y callosidades suavemente sin provocar roturas.
    • Realizar un constante diagnóstico del estado de los pies con sus manos y si su visión está disminuida, solicitar a algún miembro de la familia lo haga por usted.
    • Proteger sus pies del frío y del calor.
    • Tener cuidado al momento de cortar las uñas. De ser necesario acuda a un podiatra.

Del mismo modo, el paciente debe visitar a su médico con frecuencia para evaluar la sensibilidad de las piernas a través de las técnicas necesarias para detectar los primeros signos de neuropatía ( prueba superficial y a la vibración, con microfilamento y diapasón, respectivamente), y realizar el índice tobillo/brazo para valorar la arteriopatía.

En todo momento se debe mantener una vigilancia estrecha de heridas aparentemente inofensivas, pero que pueden evolucionar a serias complicaciones.

Lea también: ¿Buscas un flebólogo en Caracas? Esto es lo que debes saber

Cuando se detecten lesiones como callosidades o deformaciones se indicarán antibióticos y una eliminación cuidadosa de la piel infectada o necrótica mediante curas diarias en su centro de salud, o curas más complejas que precisan de un especialista como el cirujano vascular.

Nuestra recomendación siempre será que consultes a un cirujano vascular para que pueda realizar el diagnóstico correcto y sugerirte los cambios de hábitos ideales para mantenerte sano y evitar padecer cualquier complicación. Si deseas realizarnos alguna consulta o comunicarte con nosotros puedes llamarnos al +58 (212) 9496373 o escribirnos un mensaje por medio del formulario de contacto de nuestra web .


Si conoces a alguien que le interesa esta información compártela con ella y recomiéndale nuestro blog sobre las várices.

CategoryNoti-Vascular

Venas y Arterias 2015© - Desarrollado por Nubex Media

Contacto 0 501 VARICES