Angio Tomografía ó Angio Resonancia

La angio tomografía (ANGIOTAC) y la angio resonancia magnética (ANGIORM) son estudios que nos permiten visualizar los vasos sanguíneos opacificados mediante un medio de contraste, tanto a las arterias como en las venas.

Hay numerosas diferencias entre estos dos métodos de estudio, por un lado, el principio básico de funcionamiento es totalmente distinto entre ambas. En la ANGIORM se utiliza un imán gigante y antenas receptoras de la señal que el cuerpo emite al ser expuesto a ese campo magnético; la ANGIOTAC se basa en la utilización de rayos X que luego de pasar a través del cuerpo, serán captados por los detectores para la generación de imágenes, en ambos estudios,

Angiotomografia

esas imágenes generadas son enviadas a un computador en donde gracias al uso de programas especiales, se reconstruye la anatomía estudiada en figuras verdaderamente sorprendentes, como pueden ver en los ejemplos que publicamos más abajo. Pacientes con implantes metálicos en el cerebro u oído, algunos tipos de marcapasos cardíacos y prótesis metálicas no pueden exponerser al poderoso magneto del resonador y la ANGIOTAC debe ser el estudio de elección. En el caso de mujeres embarazadas que no pueden exponerse a las radiaciones de la ANGIOTAC, de ser necesario un estudio de sus vasos sanguíneos, la ANGIORM es el estudio a indicar.

Así mismo, los equipos visualmente son diferentes. Mientras que el resonador es un tubo donde se debe ingresar la camilla en su totalidad durante todo el examen para centrar la zona a estudiar, el tomógrafo es solo un aro a través del cual pasa la camilla de un lado a otro durante todo el estudio. En caso de pacientes claustrofóbicos, que pueden no tolerar el ingreso al resonador, de no disponer en su localidad de un resonador abierto, puede realizarse el estudio bajo los efectos de sedación endovenosa administrada por un anestesiólogo.

Adicionalmente, los medios de contraste utilizados también son diferentes, el contraste iodado es utilizado en la ANGIOTAC y el gadolíneo en la ANGIO RM, de allí que los pacientes alérgicos al iodo deben ser sometidos a este último examen, al igual que aquellos con diagnóstico de insuficiencia renal, considerando que el contraste iodado puede empeorar el funcionamiento del riñón. Ambos contrastes son administrados por una vena periférica, en el brazo, durante la realización del estudio.

A pesar que los tiempos de preparación y realización de los estudios por ambas técnicas diagnósticas son similares, la ANGIOTAC es más utilizada en la actualidad, porque hay mayor disponibilidad de equipos (el costo de instalación es menor que el de un resonador), y tiene menor cantidad de contraindicaciones que la resonancia.

Las dos técnicas han demostrado ser de gran utilidad para el estudio de la circulación sanguínea por su bajo riesgo (son poco o nada invasivas), corto tiempo de realización y gran resolución, generando imágenes espectaculares, como podemos observar a continuación, en estudios realizados en la policlínica Metropolitana:

Angiotomografia

AngioTAC de Tórax mostrando a la izquierda la salida de la aorta (A) desde el corazón (C) con zona de estrechez o coartación (círculo blanco), exitosamente dilatada y tratada con un stent (circulo blanco a la derecha).

Angiotomografia

ANGIORM de la aorta abdominal mostrando al detalle ambos riñones con sus respectivas arterias.

Angiotomografia

ANGIOTAC de vasos del cuello que muestra obstrucción significativa de la arteria carótida interna derecha (indicada por círculo blanco), contrastando claramente la diferencia con la carótida contralateral sana, a la derecha (*).

Angiotomografia

Tres ANGIOTAC diferentes que muestran los grandes vasos del organism, visualizados de manera diferente según la manipulación de las imágenes obtenidas, realizadas por el computador.

Angiotomografia

ANGIOTAC de Tórax que muestra al detalle un aneurisma del arco aórtico (A) así como de la emergencia de la aorta en el corazón con la circulación coronaria (B).

Arteriografía

También conocida como angiografía ó cateterismo, no es más que una radiografía de las arterias de una determinada parte del cuerpo que se realiza en la Sala de Hemodinamia. Allí, existe una mesa operatoria especial, integrada a un tubo de Rayos X y unos monitores de video, que permiten evaluar en tiempo real el interior y trayecto de cualquier arteria del organismo, la cual se hace visible gracias a su opacificación por un medio de contraste iodado introducido en su interior.

Arteriografía

Ilustración de una Sala de Hemodinamia convencional y a la derecha la visualización de la aorta abdominal y la circulación renal gracias a su opacificación con el medio de contraste iodado introducido en su interior.

Para lograr la imagen, un médico especialista coloca un poco de anestesia local, generalmente en la ingle del paciente, y con una aguja especial punza la arteria femoral, con el uso de guías metálicas introducidas en la

arteria a través de la aguja, coloca en su interior un tubo flexible, largo y delgado ó catéter, de allí el termino de cateterismo, a través del cual se inyecta el contraste iodado que hará visible a las arterias ante los Rayos X.

Arteriografia

Correlación entre una arteriografía convencional de vasos femorales y la imagen obtenida por tomografía o angiotomografía: A: Angiografía de arteria femoral derecha normal, B: AngioTAC de la misma arteria normal, C: Angio TAC de arteria femoral izquierda obstruída en su tercio medio, la misma imagen en D obtenida por arteriografía convencional

Gracias al uso de guías metálicas y catéteres muy largos y delgados, se puede inyectar contraste en cualquier arteria del cuerpo, de manera que se pueden obtener imágenes de las carótidas en el cuello, las coronarias en el corazón, las arterias renales en el abdomen,

al igual que de la aorta e ilíacas, así como las femorales, poplíteas y tibiales en los miembros inferiores. También, es posible ¨navegar¨ desde la ingle hasta el cerebro para una arteriografía cerebral o hasta las arterias del pie, para una angiografía de miembros inferiores.

Arteriografia

Tratamientos durante el procedimiento

Ciertos tratamientos se pueden realizar durante este procedimiento, entre ellos:

  • Disolver un coágulo de sangre con medicamentos o trombolísis.
  • Abrir con un catéter una arteria parcialmente bloqueada o angioplastia.
  • Colocar una pequeña malla o stent para ayudar a mantenerla abierta.

Cuando se termina el examen, se retira el catéter. Se aplica presión sobre el área durante 10 a 15 minutos

para detener cualquier sangrado. Luego, se coloca un vendaje compresivo sobre la zona, y el paciente debe permanecer acostado, en observación, y la pierna donde se colocó la aguja debe permanecer extendida durante 6 horas.

Podemos distinguir entre arteriografía cuando el objeto de estudio son las arterias, y flebografía cuando se refiere a las venas, en cuyo caso, en lugar de punzar la arteria femoral para introducer el catéter, se hace a través de la VENA femoral.

Ecosonograma Doppler o Eco Doppler

El Eco Doppler o ecosonograma Doppler es una prueba no invasiva, no dolorosa, que se indica para evaluar el flujo de sangre en los vasos sanguíneos.

Es realizada por un técnico especializado, o un cirujano vascular en su consultorio, aplicando y desplazando un dispositivo de mano o transductor sobre la piel de la parte del cuerpo cuya circulación se quiere evaluar.

Ese transductor va calculando el flujo de sangre en los vasos sanguíneos haciendo rebotar ondas sonoras de alta frecuencia en los glóbulos rojos circulantes, generando imágenes en una computadora conectada al transductor que nos permiten diagnosticar condiciones como:

  • Coágulos sanguíneos en venas o arterias, tanto en las extremidades como en el cuello.
  • Insuficiencia de válvulas en las venas de las piernas que pueden hacer que se produzcan várices, estudio conocido como Eco Doppler Venoso de Miembros Inferiores.
  • Obstrucciones arteriales como la arteriosclerosis de la carótida (Eco Doppler Carotídeo), arterias de las piernas (Eco Doppler Arterial de Miembros Inferiores) o de las arterias renales (Eco Doppler Renal).
  • Ensanchamientos arteriales como en los aneurismas de las arterias femorales o las poplíteas.

Eco Doppler

Eco Doppler

Correlación entre el eco Doppler carotídeo, la ANGIORM y los hallazgos intraoperatorios en un paciente con obstrucción severa la carótida (señalada con el círculo blanco). Justo en ese punto el efecto Doppler permite calcular la velocidad de circulación de la sangre, significativamente aumentada, compatible con la severidad de la obstrucción (*).

Indice Tobillo-Brazo

El índice tobillo-brazo (ITB) es la prueba mas efectiva para determiner la presencia y severidad de la Enfermedad Arterial Periférica (EAP), no es invasiva, es rápida, se realiza al momento del examen físico en el consultorio y es de muy bajo costo, lamentablemente su uso no es muy común en nuestras instituciones.

Se requieren un dispositivo para medir la presión arterial con un manguito inflable, y un Doppler portátil como puede verse en la fotografía abajo, NO sirve un estetoscopio, se toman mediciones de la presión arterial en la parte superior del brazo y el tobillo.

Si pensamos que el corazón bombea la sangre a través de las arterias, tal como una bomba hidroneumática lo hace con el agua a través de las tuberías de tu casa, en todas las arterias deberíamos registrar la misma presión, tanto como todos los grifos de tu casa deberían servir el agua con la misma presión, salvo que, por ejemplo en una arteria, una placa arteriosclerótica dificulte el paso de la sangre como ocurre en la EAP, si afecta a la arteria femoral en el muslo, la presión arterial en el tobillo va a verse disminuída.

Stent

Stent

La división de la presión arterial registrada en el tobillo por la registrada en el brazo produce un cociente. Los cocientes de 0,90 a 1,30 se consideran normales para los adultos, y los cocientes menores que 0,8 indican la presencia de EAP. Las lecturas inferiores (< 0,7) sugieren que la enfermedad es grave y los pacientes podrían desarrollar úlceras y gangrena. Ese cociente es lo que conocemos como ITB y debe constituir el primer estudio a realizar en pacientes con sospecha de EAP, es decir, aquellos que acuden con dolor en las piernas al caminar, particularmente si no hay pulsos palpables al examen físico, o los que tienen uno o varios de los factores de riesgo de arteriosclerosis.