claudicacion dolor piernas (1)

La claudicación intermitente es un dolor en la pierna similar a un calambre que se presenta durante el ejercicio y se alivia con un período breve de descanso. Es causada por un flujo sanguíneo inadecuado a los músculos de la pierna debido a la aterosclerosis, que endurece y estrecha las arterias debido a la placa de colesterol que obstruye la circulación.

En consecuencia, la claudicación intermitente es una complicación ligada a la Enfermedad Arterial Periférica.

La claudicación intermitente se asocia estrechamente con otras enfermedades arteriales, como el ataque cardíaco o el accidente cerebrovascular. Por lo tanto, todos los pacientes con claudicación intermitente deben recibir tratamiento para el riesgo cardiovascular y entrenamiento en el estilo de vida para reducir los factores de riesgo cardiovasculares.

Lea también: La arteriosclerosis: la placa de colesterol que obstruye las arterias

Según estudios médicos, entre un 2 y un 10% de la población mundial actual se ve afectada por esta enfermedad, y la cifra sube hasta el 30% en aquellos grupos de personas que presentan más riesgo de padecerla: varones por encima de los 70 años, diabéticos o pacientes con enfermedad coronaria o cerebrovascular conocida.

Al ser una complicación de salud que por lo general aparece en la edad avanzada, muchas veces pasa por desapercibida y los dolores que causa en las extremidades inferiores son confundidas con otras dolencias causada por los “achaques” de la vejez. Por esto es de vital importancia que los pacientes con riesgo cardiovascular (colesterol alto, hipertensión, sedentarismo, tabaquismo, obesidad y diabetes) consulten a un cirujano vascular

Fuerte-dolor-en-las-piernas

¿Cómo identificar el dolor de la Claudicación?

Lo dolores de esta enfermedad comienzan cuando el paciente comienza una actividad física cualquiera como caminar, y al poco tiempo de haberla empezado comienza a sentir molestias como calambres, y estos cesan en estado de reposo. A medida que la enfermedad avanza, el dolor se hace más fuerte e incluso continúa aún sin realizar movimiento.

Lea también: ¿Necesito tomar aspirina todos los días pro mi salud vascular?

Con el ejercicio, los músculos de las piernas, especialmente los gemelos, demandan un mayor aporte de sangre; al existir una obstrucción que lo limita, estos músculos sufren y se produce el dolor, en un mecanismo de respuesta similar al que tiene lugar en el corazón durante una angina de pecho.

Paradójicamente, el mismo ejercicio es el mejor remedio para combatir la claudicación. Una buena rutina controlada de ejercicios cardiovasculares diseñada por el médico especialista ayudará a acondicionar los músculos para que usen el oxígeno de una manera más eficiente. Esto quiere decir que aunque los músculos reciban poco oxígeno, usarán la cantidad que reciban de manera más eficaz. Con el tiempo, esto puede generar menos dolor durante el esfuerzo.

Aún así, el Cirujano Vascular puede emplear los siguientes métodos para realizar un buen diagnóstico de la enfermedad:

  • Palpar las pulsaciones en las manos y en los pies
  • Pruebas de ejercicio para determinar la distancia máxima que puedes caminar sin dolor
  • Índice tobillo-brazo para comparar la presión arterial en los tobillos con la presión arterial en los brazos que debería ser igual
  • Ecografía Doppler, que verifica el flujo sanguíneo en la zona afectada
  • Imágenes por resonancia magnética o por tomografía computarizada para ver la localización y extensión de los estrechamientos arteriales que originan la claudicación

claudicacion 1

¿Cuáles son los mejores tratamientos contra los dolores en las piernas?

El tratamiento de la claudicación y la enfermedad arterial periférica puede ayudar a evitar que tu enfermedad empeore, a aliviar tus síntomas y a evitar que ocurran otros eventos cardiovasculares como los infartos del miocardio y los accidentes cerebrovasculares, además de prevenir la amputación de una pierna.

Lea también: Pie diabético: causas, síntomas y prevención

Los primeros pasos a seguir por parte de cirujano vascular van dirigidos a controlar los factores de riesgo cardiovascular y mejorar el estilo de vida del paciente: adecuada alimentación, dejar de fumar, reducir el colesterol y los niveles de azúcar de la sangre, y apaciguar el sedentarismo con una rutina de ejercicio frecuente.

Caminar es útil para mejorar la distancia que los pacientes con claudicación intermitente pueden recorrer sin dolor. El porcentaje de mejoría en cuanto a tiempo caminado o distancia recorrida puede llegar hasta el 200% en pacientes que reciben intervenciones de ejercicio. Estudios médicos sugieren el paciente realice ejercicio durante al menos 30 minutos, tres veces por semana durante seis meses.

Si tus síntomas de claudicación no mejoran después de la implementación de este programa, el médico puede sugerir otras opciones de tratamiento:

  • Medicamentos. El médico podría recomendar la toma de aspirina para reducir la probabilidad de que se formen coágulos sanguíneos. También podría recetar otros medicamentos que ayudan a evitar la coagulación de la sangre. Es muy probable que también recete un medicamento que baje el colesterol (estatina) u otro que mejore la distancia a la cual claudicas (cilostazol).
  • Angioplastia. Los casos de claudicación que son más graves; por ejemplo un dolor al caminar que incapacita al paciente, pueden requierir angioplastia. Este es un procedimiento que ensancha las arterias dañadas a través de un tubo angosto o catéter que recorre los vasos sanguíneos y tiene un balón inflable en el extremo que puede ayudar a mejorar la circulación. Una vez que se ensancha una arteria, el médico puede colocar un pequeño tubo de malla metálica (stent) en la arteria para mantenerla abierta.
  • Cirugía vascular. El médico puede recomendar una cirugía a través de la que se reemplaza la arteria obstruida que está provocando la claudicación, procedimiento conocido como ¨puente ¨ o ¨by pass¨.

claudicaicon 2

Nuestra recomendación siempre será que consultes a un cirujano vascular para que pueda realizar el diagnóstico correcto y sugerirte los cambios de hábitos ideales para mantenerte sano y evitar padecer cualquier complicación. Si deseas realizarnos alguna consulta o comunicarte con nosotros puedes llamarnos al +58 (212) 9496373 o escribirnos un mensaje por medio del formulario de contacto de nuestra web .

CategoryNoti-Vascular

Venas y Arterias 2015© - Desarrollado por Nubex Media

Contacto 0 501 VARICES